Empleo

Cómo entrar en enfermería si no te da la nota. 4 puntos a tener en cuenta

Si has llegado a esta web es porque quieres entrar en una carrera para la cual no te llega la nota.

No desesperes, no pasa nada.

Voy a decirte 4 formas con las que puedes llegar a conseguir tu sueño.

como entrar en enfermería si no te da la nota

VUELVE A REPETIR LA SELECTIVIDAD

Éste es el mejor método para entrar a la carrera que quieres. Es junio, la Selectividad no te ha ido como esperabas y no te da la nota.

¿Y qué? No pasa nada. Tienes 2-3 meses enteros por delante para volver a prepararte las pruebas. Sí, será duro, pero es tu mejor opción.

Con esto, tal vez entras en medicina en tu mismo año, sin perder el tiempo. Si aun así no has obtenido nota suficiente, prepárate la Selectividad del año siguiente.

Durante el nuevo curso, puedes aprovechar para trabajar, estudiar inglés o sacarte el carné de conducir. Esta opción es muy buena si lo que te fue mal de la Selectividad fue la parte común/general.

Si lo que te fue peor fue la fase específica, puedes examinarte SOLO de esa parte, así que podrás prepararte mejor las asignaturas.

ESTUDIA UN CICLO SUPERIOR

En cambio, si lo que te fue peor es el propio bachillerato, y eso es lo que hace bajar tu media, puedes estudiar un ciclo superior.

Esta opción es muy buena, puesto que puedes elegir un ciclo que se asemeje a la carrera que quieres estudiar, y así irás aprendiendo cosas que te servirán más tarde en la universidad.

Hay ciclos superiores de 1 y 2 años. Al acabar, tendrás que repetir la parte específica de la Selectividad, pero no pasa nada.

Tu nota de la fase general/común y de bachillerato SERÁ SUSTITUIDA por la nueva media que hayas obtenido en el ciclo (así que cúrratelo).

Esta media será un número sobre 10, y a ella le tendrás que sumar tus notas de la fase específica, que repetirás.

Al haber menos personas entrando a la carrera mediante éste método, si tienes una buena nota, es muy probable que consigas tu plaza. Además, al empezar, habrá cosas que ya te sonarán.

ENTRA EN UNA UNIVERSIDAD PRIVADA, Y CÁMBIATE

Esta opción no es tan segura como las dos primeras. Si tu economía (o la de tus padres), lo permite, puedes empezar 1 año de carrera en una universidad privada. Si consigues suficientes buenas notas, al final del curso puedes hacer dos cosas:

  1. Repetir la Selectividad y entrar en la universidad que quieras, contando
    con la ventaja de que te convaliden algunas (o todas) asignaturas.
  2. Pedir un traslado de expediente a la universidad pública en la que
    quieras entrar. De esta forma, también algunas (o todas) asignaturas te
    serán convalidadas y podrás empezar segundo de carrera,
    directamente.

ESTUDIA UNA CARRERA SIMILAR, Y CÁMBIATE

Es igual que el caso anterior, pero ahora entrando a una carrera en una universidad pública de ámbito cercano a la medicina (enfermería, odontología…). De esta forma, al acabar el curso vuelves a tener las dos opciones:

  1. Repetir la Selectividad. Te convalidarán también algunas (o todas)
    asignaturas.
  2. Pedir el traslado de expediente a la carrera que quieras hacer.
    También te convalidarán algunas (o todas) las asignaturas.
    Sin embargo, para éstas 2 últimas opciones suele haber muy pocas plazas, y
    es posible que no te acepten el traslado de expediente.

Los factores que se tienen en cuenta para aceptarlo dependen de cada universidad y carrera,
pero normalmente son tu nota de acceso (de la selectividad) y tu expediente académico, por eso es importante que estudies lo que estudies (otra carrera similar o Medicina en una universidad privada) te esfuerces al máximo para conseguir las mejores notas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba